Un Regalo para toda la vida, dar el pecho.

 

Ahora, para ser sincera me siento criticada y señalada. Sobre todo triste y desilusionada, les cuento por que…

“No sé como vas a hacer para sacarla de tu cama, la cama es para el marido y la mujer, tu matrimonio se va a venir abajo”. Que si mi hija duerme con nosotros, que si tiene 8 meses y sigue con el pecho, que esto, que lo otro.

Ya me he notado en algunas ocasiones mintiendo para no ser señalada, para no recibir ninguna critica negativa.
La gente ve tan mal que duerma con nosotros, es como algo tan anormal que me dicen “¿Y ahora como vas a hacer para que duerma sola?”
-bueno, pues no lo sé! En realidad no se si quiera yo dormir sin ella.

Nuestra sociedad se ha vuelto tan desapegada con el contacto físico hacia los niños que cuando una madre decide criarlos respetuosamente, sin prisas, con mimos, caricias, con cercanía, te miran raro. ¿Y saben? Se siente raro. En algunas coacciones hasta duele, luchar contra las criticas no es nada fácil, menos con aquellas negativas.

Hoy me encuentro muy intranquila. No entiendo que haré para defender mi lactancia, mi colecho, mi crianza. La gente me comienza a preguntar hasta cuando pienso darle el pecho, pues es raro en mi sociedad amamantar a un bebé más allá de los 6 meses. Es, innecesario, irrelevante y un sacrificio a tu vida social.

Un comentario horrendo “A mi me parece feísimo que los niños ya caminen y busquen el pecho, que asco”
Me han conmovido hasta las lágrimas, no porque yo planee que tome el pecho hasta los cinco años, es sólo que las dos lo disfrutamos por ahora, no se cuanto tiempo voy a darle, no se cuanto tiempo queramos las dos seguir y creo que es nuestra decisión cuando dejar de hacerlo, estoy feliz dándole el pecho, ella duerme tranquila, yo duermo toda la noche y ahora siento esa presión social de estar haciendo algo “indebido” por así decirlo. Muchas veces he tenido que esconderme, que taparla y me han hecho sentir avergonzada.

La sociedad debería comprender que el pecho no es sólo alimentación, es protección, es tranquilidad para el bebé, es un vinculo, es un acto de amor.

Una mamá me comentaba que ella dio el pecho hasta los tres años y que siempre fue etiquetada como la loca de la casa, la extraña. Llegaron al punto en que acordaron (madre e hija) que no le pidiera pecho en casa de los abuelos, que si no aguantaba se irían al baño. Ellas se escondían donde pudieran, si alguien tocaba la puerta la niña saltaba y la madre se guardaba el pecho, como si estuviesen cometiendo algún acto criminal.

Ellas llegaron al punto de complicidad que por una parte me da ternura y por otra me hace sentir mal que la niña lo perciba como algo negativo, que la familia vea con desprecio la lactancia y las razones que tengan para seguir haciéndolo.

Hoy tengo irónicamente en mis manos el libro de Carlos González “Un regalo para toda la vida” Como bien explica, la madre que decide dar el biberón lo consigue siempre, sin embargo no todas las madres que quieren amamantar lo logran por diversos motivos y la intención del libro es ofrecer información para tratar de ayudar a estas madres a tener una lactancia feliz.

El libro es una auténtica enciclopedia de lactancia explicada de un modo ameno y cercano, tal y como acostumbra a hacer el pediatra en sus libros, por lo que es adecuado tanto para madres como para padres que quieran conocer cómo funciona el pecho, la lactancia y cómo funcionan las necesidades alimenticias de los bebé. Este libro me ha dado un poco de fuerza, el otro poco lo recibo de mi hija y un poco mas de las madres que me leen y se encuentran o se encontraron una situación similar. Le he transcrito algunos párrafos como suelo hacer:

En el pecho, además de comida, el bebé busca y encuentra cariño, consuelo, calor, seguridad y atención. No se trata tan sólo de alimento, el bebé reclama el pecho porque quiere el calor de su madre, la persona más conocida para él. Por eso lo importante de dar el pecho no es solamente contar las horas y los minutos o calcular los mililitros de leche, sino el lazo de unión que se establece entre ambos y que es una suerte de continuación del cordón umbilical.

La lactancia forma parte del ciclo sexual de la mujer; para muchas madres es un momento de paz, de profunda satisfacción, de saberse imprescindible y de sentirse adorada. Es un regalo, aunque sea difícil saber quién da y quién recibe.

¿Hermoso verdad?.

No estamos solas, tenemos a nuestros bebes y a las otras madres que pasan lo mismo. 🙂

Anuncios

56 pensamientos en “Un Regalo para toda la vida, dar el pecho.

  1. Pingback: credit checking

  2. Hola!!
    Que razón tienes! Soy enfermera neonatal, madre de un bebe de 3 meses y doy lactancia materna..aun teniendo mucha experiencia no he podido evitar tener grietas y tener que dar pecho con pezoneras (realizando corrección de posturas, boca bien abierta, pero se dedicaba a morder con fuerza así que fue inevitable!)..Para mi el libro es como la Biblia de la lactancia!! Y es muy respetuoso con la lactancia artificial en el caso que sea la elección de la madre.

    Dar pecho es un continuo luchar contra los comentarios desde el primer día! Todo el mundo opina! Y lo peor es..que muchos de ellos opinan mal..Lo he visto en el hospital, en los domicilios a los que he asistido,.. lo que no esperaba era encontrarmelo en mi casa!! Con mi familia, sabiendo de sobras que este tema es mi especialidad!! Contando que mi bebe perdió peso los primeros días (como todos, incluidos los de biberón) siempre dentro de unos limites y sin presentar el mas mínimo signo de deshidratación …aun dando explicaciones de que no precisaba ayudas, no había manera.. contra todos he tenido que luchar para conseguir no darle un biberón durante las primeras semanas y poder ofrecer el pecho a demanda!!! Porque cuando parecía que ya había terminado la oleada de opiniones..llegaron otras nuevas..”otra vez le vas a dar pecho? , este niño te tiene de chupete, le estas mal acostumbrando!! Solo quiere brazos!!”.. Y así un sin fin de criticas..Lo peor es que te pilla con las hormonas alteradas, y te provocan mil dudas..
    Ahora, mi respuesta a las criticas es: “Sí ya! Igual q cuando no tenia suficiente leche o no era de calidad.. Pues mi bebe pesa 6,5 kg a los 3 meses, solo y exclusivamente con pecho (ni siquiera .

    En definitiva, el primer mes es un poco mas complicado.. pero pasa.. Y una vez pasa, la lactancia materna es increíble.. Vale la pena!!!

  3. Por cierto la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la lactancia materna hasta los 2 años!!
    Esta es la respuesta perfecta a cualquier critica..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s