Día 21 sin mis hijos.

ishamom_03ishamom_02a

Desde el dos de agosto (mi cumpleaños) de este año supe que mi vida no era lo que yo esperaba. ¿Realmente era feliz? Llevaba ya 6 meses tratándome una depresión y algunos días me parecían buenos otros fatales.

El hombre con el que dormía no era lo que siempre había deseado, nos esforzamos mucho, fuimos por casi dos años a terapia de pareja, creo que los dos fuimos muy tercos. Queríamos una familia, aquella que no tuvimos.

Y recuerdo las palabras de una gran amiga, que tiene toda mi admiración por salir adelante sola y además ser una gran directora, actriz y dramaturga: Claudia Ríos, “Llevas así desde el embarazo de Nico, esto siempre ha estado mal y tú puedes hacerlo, las familias a veces se reconstruyen, libérate.”

Ahí estaba yo el día de mi cumpleaños recibiendo regalos y sintiéndome culpable por no amar más, mis niños eran lo que me mantenía a flote de toda esta desesperanza. Pensaba que si tal vez ellos supieran que su mami lo intento todo por darles una familia, que perdonó por seis años todo, pero difícilmente logre olvidar. Cada error era un cúmulo de hechos, de sentimientos, algo ya muy pesado de llevar.

¿Entonces qué era lo que quería? ¿Una familia sin él? ¿Eso se puede? ¿No era esto lo que siempre había querido? Tal vez estaba deprimida por vivir la vida que yo no elegí, ella me eligió a mi.

Recuerdo las palabras de mi ex diciendo “Cuando te vi sabía que eras para mi, que te quería para madre de mis hijos” ¡wow! pensaba, este hombre en serio me ama y si, me volví la madre de sus hijos.

Pero yo no lo había elegido a él, cuando empezamos nuestra relación yo había terminado con el que creía era el amor de mi vida, con el que pasé más de seis años y del que me costo mucho dejar de amarlo. Él era ese tipo de hombre en el que no encontraba defecto alguno, salvo que me llevaba 13 años y eso no lo dejaba estar conmigo en paz. Así que llegó a mi una relación de “transición” y de ahí caí en los brazos del padre de mis hijos.

Esa vida me eligió a mi, estoy segura. Aunque había participado en cada momento de creación de esta vida, mi única alegría eran mis hijos. Mi única meta: convertirme en la mejor madre para ellos.

Compre todos los libros de maternidad que me sugerían, leí de todo, desde la enciclopedia del embarazo hasta Laura Gutman, Carlos González, etc.

Y comencé a escribir, ayudar a otras personas es algo que siempre me ha hecho sentirme en paz conmigo misma. Liberada. Conocí a muchas madres gracias a Twitter, luego abrí un blog titulado “Ishamommy” donde compartía las experiencias de mi maternidad.

El tema me apasionaba de una manera inimaginable, desde cómo decorar la comida, hasta cómo hacer plastilina en casa, ¡aprendí a hacer pan de plátano sola! Yo, que ni una sopa instantánea me queda bien.

Después de la cesárea de Nicolás sufrí muchísimo, algunas de mis lectoras se saben la historia. Así que cuando estaba embarazada de Sophie todo el mundo me miraba con cara de “¡estúpida!, ¿tendrás otro hijo con él?” Y yo intentaba concentrarme como siempre en mis niños, aprendí de partos, de respiraciones, de relajación, todo lo que pude me lo leí.

Y Sophie vino a curarnos a Nicolás y a mi de aquel golpe tan duro de la cesárea. Tuve un parto maravilloso, ha sido de los mejores logros de mi vida. Un parto respetado, natural y defendiendo todos mis derechos y claro, los derechos de mi nena como una fiera. Es el instinto que sólo las madres podemos tener.

Hoy se cumplen 21 días que el padre decidió por venganza hacia mi llevárselos, él sabía que ellos eran mi razón de existir, que lo que más amo en el mundo es a ellos y me dio un golpe bajo, pero no sólo a mi, en su afán de venganza, mis niños preguntan por su madre y no tengo idea de lo que aquella familia les dice sobre mi. Tal vez que morí, tal vez que me fui de viaje, no lo sé.

Por lo menos yo no pienso tapar este acto para mi desgarrador, quedara acá por escrito así como todo lo que he vivido con ellos que documenté. Lo bueno, lo malo, lo aprendido, los cumpleaños, las Navidades, etc.

El padre y su hermano se deshicieron de mi blog, mis escritos de seis años hacia mis hijos, ya de ellos nada puede sorprenderme y eso también es un acto de violencia, uno más al que he estado sometida.

¿Cuándo llegara esto a su fin?

No lo sé, pero nada dura para siempre. Confío mucho en la justicia, en las leyes de la vida; en que lo que das, regresa y en el profundo y fuerte lazo que nos une a mis hijos y a mi, les tengo malas noticias; mis niños no se olvidarán de mi en 21 días ó 40. El lazo que tenemos, nada, ni el tiempo podrá romper.

Es una lástima que no se den cuenta que los que importan aquí son los niños, que ellos tienen el derecho de ver también a su familia materna.

Él se hace llamar un gran padre, pero creo que ningún buen padre les quitaría a su madre, ninguno.

Todos tenemos una mamá y cuando algo le sucede nos duele, nos angustia, no puedo imaginar lo que mis niños puedan estar sintiendo sin mi, a ellos no se les ha tomado en cuenta. ¿Les preguntaste si querían vivir lejos de su mamá? No lo creo.

Me apeno por el padre y por su familia que está cubriendo todo esto, su hermano hace algún tiempo lo perdió todo, desde su departamento, el trabajo, su coche, tuvo un gran accidente y siempre pensé que era la vida que se cobraba todo el daño que le había hecho a dos mujeres en ese tiempo. No lo sé, ojalá me equivoque, pero puedes tomar lo que se te dé la gana del menú de la vida, puedes pisotear a quién quieras, lastimar, ofender, pero al final te llega la cuenta y hay que pagar.

Día 21 y el dolor es el peor jamás sentido, las camas de mis niños siguen sin hacerse, no me atrevo a tocarlas siquiera. Los juguetes se empiezan a llenar de polvo, el conejo con el que dormía(**), sus libros favoritos siguen tal cual los dejaron, a Sophie le encantaba dibujar y Nicolás estaba aprendiendo letras así que su cuaderno de dibujo es el de la foto. Sus disfraces aún huelen a ellos…

ishamom_04

No hay dolor más grande que el de una madre que pierde a sus hijos, simplemente no lo hay. Gracias a todos los que me escriben, a los que me dan su apoyo incondicional, a mi familia que también sufre, gracias por estar.

Gracias @almagab por siempre ayudarme con los post. Te quiero mucho amiga.

(**) Logré entrar en su cuarto por solo un momento hoy 9 de noviembre… Vi que por lo menos el padre se llevó el conejo que le compré a Nico cuando aún no nacía.

@isha_oropeza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s