Dia 38 sin mis hijos.

ishamom_09
Momento de levantar la voz

El pasado viernes 23 de Noviembre mi madre estuvo recibiendo llamadas de mi ex cuñada Tania González fueron 11 llamadas por lo menos registradas en el teléfono celular, llamadas donde le decía que el sábado siguiente iría el dueño de mi departamento a “desalojarme con policías” y que me estaban previniendo, puntualizaba que irían a las 9am que debería estar preparada.

Mi mamá como era de esperarse se asustó y estuvo llamándome para decirme el recado de Tania.

El pasado Octubre contacte a la persona que nos renta, y a la persona a la cual se le deposita también, ellos me informaron que nuestro contrato vencería en noviembre de este año y que no hacia falta renovar si nuestros pagos seguían siendo puntuales.

El 7 de noviembre recibí una carta falsa de un supuesto Alejando (sin apellidos, ni números fijos) lanzada por debajo de mi puerta, en ese momento yo estaba en casa. Hablando con el vigilante me dijo que la persona que pasó a mi departamento se había presentado como “mensajero” y que me entregaría un documento. Pudieron tocar el timbre y yo firmar de recibido como es normal, pero no sucedió así. Escuche la hoja entrar por debajo de la puerta de mi casa y la persona correr, no le di importancia.

Un día antes de esto recibí una llamada del padre de mis hijos donde me decía que el dueño, el tal “Alejandro” pedía que desalojáramos y debía buscar a qué lugar irme.

Conozco mis derechos como arrendataria: Es ilegal que el dueño me desaloje a la fuerza. Mi dueño tiene que primero obtener una orden de la corte antes de desalojarme. Yo posiblemente puedo parar el proceso de desalojo si el dueño me está desalojando por “venganza” o “discriminación ilegal.”

Esto me suena entonces a amedrentamiento por parte de la familia González González, la última llamada que mi mamá recibió fue el mismo sábado a las 8:09am para decirle: “Señora, ¿si está preparada verdad?”

Mi mamá no pudo moverse, tuvo problemas de estrés y angustia generada por esta familia.

A las 8:30 de ese día llame a la policía, llegaron varios oficiales uno de ellos de nombre Juan Cruces Rodríguez que amablemente me ofreció su apoyo, les comente la situación, y a mi casa llego el padre de mis hijos y su abogada, diciéndome “Isha venimos a ver lo del convenio” cosa que me enfureció y le respondí que llevaban un día amenazando a mi mamá con venir a “desalojarme” si hubieran querido hablar de algún convenio habrían contactado a mi abogado.

Entonces ella argumento que El padre de mis hijos quería sacar sus cosas entonces. Aquí ya no entendía las 11 llamadas de Tania González un día anterior hacia mi madre, quería el dueño “desalojarme” o era el padre, ¿tan sólo querian hablar de un convenio?, no entendí.

Después agrego: “queremos que te trates en el Hospital Psiquiátrico por tu depresión”, cosa a la que me negué pues mi ex suegro Rodolfo Gerardo González representante del gobierno de Guanajuato en México tiene contactos en dicho hospital y si quieren ellos pueden declarar lo que se les antoje; siendo así perdería la patria potestad de mis hijos definitivamente. La “abogada” Fabiola García me advirtió que si yo no firmaba tal convenio podría pasar un año sin ver a mis hijos. Supongo que la ética de la licenciada es inexistente, mi abogado jamás se ha dirigido al padre de mis hijos, jamás. Mucho menos se ha presentado en su domicilio o trabajo.

Al poco tiempo llego Jesús Robles Maloof a darme todo su apoyo dado que yo estaba ya muy asustada por todo lo que sucedía, llegaron al lugar también tres familiares hombres de parte del padre de mis hijos. Como siempre, les pedí, que quería ver a mis hijos y ninguno pudo si quiera verme a los ojos o responderme algo.

Ahora la familia niega haber dicho tales cosas, niega decir que “debían desalojarme” y que mi madre entendió mal las once llamadas o que yo lo confundí.

No les ha bastado con pisotear mis derechos como madre, además estamos siendo objeto de amenazas, amedrentamientos, humillaciones intensas y continuas, ridiculizaciones, etc. La abogada me ha tomado fotos con flash, me ha amenazado y sobre todo chantajeado para ver o no a mis hijos.

Sépanlo no voy a renunciar a mis derechos como madre, no voy a renunciar a mis hijos y a lo que es justo. Las cosas se pudieron hacer bien y ustedes no han querido, al contrario me sorprende el tipo de gente con el que estoy tratando y con la que mis niños están conviviendo.

Los dejo a su criterio, yo sigo el proceso tal cual lo indica la ley, sin necesidad de agredir a nadie, de presentarme en casa o trabajo de alguno. Me he mantenido muy al margen, pero no pienso callar estas injusticias y mi voz será escuchada.

Isha Oropeza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s