92 días sin mis hijos.

20130119-221743.jpg

19 Enero 2013.

No hay momento en el día que no luche por ustedes, que no los extrañe, que no deje de pensarlos.
Sé que ustedes tampoco la pasan bien y quiero creer que todo esto tiene un gran propósito y saldremos beneficiados de esto.

Cuando Nicolás tenía 4 meses la hija de una querida amiga murió y estaba por cumplir dos años. La acompañe en el velorio y recordaba como ella nos contaba lo sucedido, dijo al final algo como “vayan y abracen a sus bebés, ustedes que si pueden” salí lo más rápido posible de ahí, lo único que quería era abrazar a mi bebé Nicolás. Al llegar a casa de madrugada lo saque de su cuna, lo cargue y abrace. No podía parar de llorar y pensé que si él no estuviera sería lo peor que podía pasarme. Y me pasó.

Hoy vivo mutilada, dos partes mías simplemente no están pero las sigo sintiendo, sé que están vivos pero sé que no están bien. Es un dolor en el pecho, en el corazón, duele hasta respirar y no hay nada que alivie ese dolor.
Es dormir tres horas por la noche y despertar a las 4am. Es empezar un día igual, idéntico al anterior donde mis hijos no están.
Es sentir mi pecho vacío porque ya no produzco leche, porque a mi hija me la arrancaron y tuve que tirar mi leche al lavabo por semanas enteras, mi cuerpo, mi alma, mi corazón, los extraña.

Y sigo adelante, sigo viviendo aunque por dentro me falta todo. Mis amigas mamás me preguntan ¿Cómo haces? Yo me hubiera muerto.
Pues en realidad no lo sé, es tal vez un instinto, mis hijos no están bien sin mi y yo no puedo abandonarlos, el padre de mis hijos está lastimando a su propia sangre, no seré yo quien lo detenga. Son las leyes de la vida, las leyes divinas y yo debo estar con ellos protegiéndolos. No hay forma en que yo renuncie a ellos, no hay forma que yo deje de amarlos, salieron de mi, su primer movimiento lo sentí yo, su primer beso se los di yo, ellos viven en mi y yo en ellos, simplemente no hay forma en que nosotros seamos y que nos dejen ser.

Hoy fue la segunda convivencia que dicto el juez para que mis hijos estuvieran cerca de mi. El padre no los dejo, una vez más no se presentó. Y mis hijos no están en edad de decidir nada, tienen 5 y 2 años.
No podría entender ninguna de sus razones porque ninguna es válida para quitarles a tus propios hijos su madre. Lastimar tu propia sangre y seguir viviendo como si en tu vida no sucediera nada.
El daño no me lo están haciendo a mi, el daño es a unos niños indefensos, bellísimos por dentro y por fuera, que merecían lo mejor de sus padres, lo mejor y no menos.

Gracias a toda la gente que ayuda con sus oraciones, con su compañía, con su cariño. Gracias a todas esas palabras, esos mensajes, esas llamadas que alimentan nuestro deseo de estar juntos. Gracias al universo por las lecciones, gracias a Dios por la fuerza, gracias a todos los seres de luz por la compañía, por despertarme e impulsarme.
Gracias por la vida, por mis hijos y por cada cosa que deba suceder para estar finalmente juntos y felices como debimos desde el día uno de nuestras existencias.

Los amo por ser partes de mi, estamos juntos en alma y eso nadie lo podrá separar. Aquí sigo y seguiré. Porque ningún padre vuelva a pasar por esto, debemos ser el ejemplo, el cambio, la acción.

Los amo con todo mi ser, así es y así será para siempre.

Anuncios

2 pensamientos en “92 días sin mis hijos.

  1. Hola Isha, soy Stefy, del foro, no se si me recuerdes, nos conocimos en mi baby shower en casa de Gloria. Bueno no encuentro las palabras para expresar todo lo que quisiera decirte, pero deseo de todo corazón que Dios y la vida te recompensen todo el dolor que hoy atraviesas, que pronto tengas a tus angelitos entre tus brazos y todo esto sea solo un mal recuerdo. Sé lo mucho que amas a tus hijos, tuve la oportunidad de ver lo amorosa que siempre fuiste con Nico y lo orgullosa que estabas de cada logro que el tuvo. Desde aquí rezaré mucho por tí, por tus hijos, para que pronto estén a tu lado y pediré también por esas personas que hoy te causan este gran dolor, que Dios ablande su corazón. Y si no es así, que lo que hoy siembran…mañana lo cosechen. Te mando un abrazo muy muy grande, y cuenta conmigo para lo que necesites. Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s