La imaginación de Nicolás

20131228-213748.jpg

Un pollito dentro

¿Qué piensas que pasó Nico?

– Yo creo que Dios invisible le mando un pájaro para que naciera y fuera su amigo.
– y cuando nace tu panza se abre del ombligo y se cierra.
– Yo si quisiera un hermano pollo Má.

Nicolás 6 años.

Anuncios

Love will always find a way

20130728-230636.jpg

Hace mucho tiempo ya que no hablo de toda la situación que este último año viví. Hoy me reuní con la madre de una amiga la cual estaba muy interesada en saber lo ocurrido.

Luego del 7 de Marzo que me fueron entregados mis hijos me había prometido no volver a tocar el tema, tratando de seguir adelante dejando todo el pasado donde debe estar.

Cinco meses después comienzo a contar la historia desde el principio, la reacción de las personas me sorprende, cuando vives algo así, cuando estás dentro no logras ver el huracán completo, es como estar en el fondo de un pozo e intentar sobrevivir, mantenerte fuerte, ser paciente, pero sobre todo nunca perder la fé, sin poder ver lo que de fuera se ve.

Hoy un poco “fuera” entendí de a pocos y por partes la gravedad de las cosas. Cuando una madre pierde a sus hijos naturalmente a todo el mundo le parece lo más injusto que la vida puede hacer, ni siquiera tiene nombre.
Me parece que de los dolores más fuertes que una madre puede sentir es perder a sus hijos. Ahora cuando una persona te los roba, ese dolor es aún peor, porque no sabes dónde están, si están bien, en ese tiempo mi nena era una bebé que no se dormía sin mi y no puedo imaginar el dolor que ella también sintió. Mi hijo mayor no había pasado sin mi ni un sólo día, porque nunca me fui de vacaciones sin ellos, el máximo tiempo que pasábamos separados era para poder ir al cine con su padre.

No dimensionas lo que vives hasta que comienzas a verlo de lejos.

El grado de crueldad de esta familia al primero al llevárselos con toda la alevosía y ventaja, AQUÍ el primer texto que escribí sobre ello, luego esta familia tiró mi blog, me suspendió mi celular, dejaron de pagar el departento donde vivía con mis hijos AQUÍ todo lo sucedido. Y así, ellos no pararon, aún no paran. Todo les ha salido mal, no hubiera podido ser de otra forma.

No había conocido personas tan crueles y tan bajas, en Navidad no me permitieron hablar con mis hijos, en el cumpleaños del mayor tampoco. Han sido una serie de eventos que hablan por si solos, una serie de injusticias y abusos que jamás hubiera imaginado de toda esa familia y del padre de mis hijos.

Yo sé que esto no durará toda la vida, mi mayor recompensa es saber que no lo han logrado, no han podido terminar conmigo al contrario me han hecho una mujer fuerte, segura y mejor madre de lo que ya de por si era.

Espero Dios, el universo, en lo que quiera que crean tenga compasión de ustedes, de todo el daño que han querido hacer y aún a la fecha intentan.

Todo poco a poco se acomoda, hay muchos escritos que no he podido publicar por restricciones que el juzgado me ha puesto, pero están, existen y en su momento podrán ser públicas.

No sé cómo tuve las fuerzas para luchar contra más de 10 familiares de mi ex, bien lo dice todo el mundo, “el amor de madre lo puede todo” y se aprovecharon por saber que estaba sola, pero en realidad nunca lo supieron, no estuve sola ni un instante, gente solidaria algunos que a penas me conocían, otros amigos de toda la vida, la gente de teatro, todos han sido grandes seres que no me han soltado.

Hoy volví a recordar el infierno por el que este año pasé y lo bien que ahora estoy, aún con su oscuridad, aún con sus abusos. Ahora siempre hacia adelante, nada me cansa, nada me tira, no pudieron desaparecerme, eliminarme, humillarme.

Y ha sido el amor a mis hijos, el apoyo de mi gente, el crecimiento, la sapiencia aquello que me ha hecho una gran mujer.

Cada vez estamos mejor, finalmente el sol comienza a salir y ver que todo ha válido la pena. En mi mundo la maldad nunca tendrá lugar y aunque se necesite de su oscuridad para nuestra luz llegara el día en que la vida les ponga un alto.

Persiguiendo Sueños.

20130723-120009.jpg

El próximo 2 de agosto se cumple un año de haber tomado la decisión de separarme. Por supuesto nunca imagine una separación así, mi plan era dejar pasar Navidad, cumpleaños de Nicolás (20 de Diciembre) y año nuevo para luego separarme.

Ese 2 de agosto del 2012 ha sido de los días más importantes y significativos en mi vida, coincidiendo además con mi cumpleaños. Esa noche pase algunas horas llorando en el baño, preguntas para mi aterradoras que ahora las recuerdo y no me parecen nada comparado a lo que tuve que vivir en este año. Preguntas como ¿Y qué haré separada y con dos niños? ¿Cómo iniciare mi carrera? ¿Qué pensara la gente de mi? ¿Es la decisión correcta? ¿Debería aguantar más?
Mi única certeza en ese momento era que no era feliz y algo debía hacer para cambiarlo, de fuera, como en un aparador, mi vida parecía perfecta; una pareja de jóvenes con una niña y un niño en un departamento “lindo” con comodidades, rutinas, seguridad….

Pero no era eso lo que yo quería, ¿acaso estaba loca? Recuerdo las pláticas en la preparatoria con mis amigas, todas decíamos”Terminaremos la carrera, nos casaremos con tal o cual, tendremos una Mamivan, iremos al gimnasio, recogeremos a los niños a la escuela y nos reuniremos para tomar el café”, sonaba tentador. Aunque no me sentía completamente de acuerdo. ¿Y nuestros sueños? Veníamos a este mundo a casarnos, tener hijos, estabilidad, rutina, tranquilidad, certezas… Tal vez si, pero para mi, tal vez no.

Y aunque al principio les digo sonaba el plan perfecto había algo en mi que me lo cuestionaba todo.

Y no me mal entiendan, hay madres magníficas que se quedan en casa, cuidan al marido, hornean pasteles, hacen disfraces, crean un menú estupendo para toda la semana, vaya mujeres que son Brie in Desperate Housewives y me parecen realmente admirables, pero yo, no quería una vida así, debía hacer mucho más con todo lo que a lo largo de mi vida había soñado, debía realizar muchas cosas, imaginar otras tantas, sentirme libre, pero sobretodo serme fiel a mi misma.

Hoy sé que se requiere coraje, valor, tener iniciativa, tomar decisiones y nunca darse por vencida.

No, no ha sido nada fácil este año, ha sido de los más dolorosos de mi vida y agradezco haber sido tan valiente de decir basta y darle un giro por completo a mi vida.

A lo largo de este año he conocido gente maravillosa y valiosa, otras personas tuve la fortuna de conocerlas a fondo y sorprenderme de los maravillosos seres humanos que son.

Algunos otros no me han soltado la mano, han caminado conmigo, me han escuchado, me buscan para saber cómo estoy, cómo están mis niños, otros simplemente me han prometido nunca abandonarme pase lo que pase y eso, finalmente es amor incondicional lo que todo el mundo espera y busca.

Soy muy afortunada por tenerlos en mi vida, por conocerlos, por ser parte de ustedes y por ustedes ser gran parte de mi.

He hecho amistades invaluables, me he conocido mucho más, he crecido, he vuelto a sentirme feliz y todo, absolutamente todo lo agradezco con el corazón.

Hace un año tenía una vida “perfecta” hoy tengo la vida a mi gusto, a mi manera, la vida que siempre quise, llena de verdades, llena de amor, tal vez con imperfecciones pero mía al fin.

Corte mis hilos, los de tristeza, los de dependencia, los de miedo, los de inseguridad. Me atreví a dejar todo el dolor detrás, a soltar un pasado tan tormentoso y a seguir adelante con los seres de luz más bellos que la vida me dió, mis hijos.

Me atreví a cambiarlo todo, a empezar de cero y a luchar por mis sueños siempre de la mano de mis hijos.

Gracias por aparecer y permanecer en mi vida E. Nada lo hubiera logrado sin todo tu cariño, paciencia y entrega.

De nuevo juntos 💛

20130224-172428.jpg

Dos horas juntos 23 de Febrero 2013.

Luego de la plática con el juez al parecer Iván logro entrar un poco en razón. Llevo a mis niños al centro de convivencias el sábado pasado. Es la primera vez que los veo llegar después de 6 desacatos al juez.

Primero nos dieron un recorrido por el lugar, al principio Nicolás no quería saludarme, le daba mucha pena estar cerca de mi. Sophie de inmediato quiso que la cargara. Iván tenía en brazos a Nico y yo a Sophie, dimos el recorrido por el lugar mientras se me explicaban “las reglas”. Entre ellas, no poder asomarse a las ventanas, tomar video, usar el celular y sólo poder tomar fotos, si los niños lloran y no se pueden calmar se le llamará al padre y se le entregan. También mencionaron que podíamos llevar alimentos y en el jardín hacer una especie de “picnic” a lo que Iván se negó diciendo que él les traería los alimentos. A mi poco me importa quién los lleve, yo feliz de estar con mis niños.

Teníamos una psicóloga que nos acompañaba y empezamos. Yo tenía pensado abrazarlos todo lo que pudiera, besarlos, saber cómo han estado, pero sobre todo estar lo más cerca a ellos.
Mi sorpresa fue darme cuenta que ellos lo que querían era jugar, no les interesaba qué pasaba ni porqué y yo debía hacer a un lado mis “necesidades” para darles lo que para ellos era importante. Aún así, los abrace muchísimo, platicamos de todo y nada relacionado al tema. Corrimos como siempre, nos subimos a los juegos y dos veces escuchaba el “Señora no puede estar dentro de la casita” “Señora no puede subirse a las resbaladillas” jajajaja se me olvidaba por completo.

Reímos mucho, Nicolás volvió a ser él, simpático, bromista, juguetón, con toda la energía, reía a carcajadas y Sophie habla tanto, dice frases completas, cosas como “Este es mi amigo y va a jugar con Winnie the Pooh” ¡wow, Mi niña habla muchísimo!

Les lleve varias fotos, esta vez no se las di porque el álbum pasado que les entregue Iván se los quito. Me lo dijo Nicolás, que se había perdido y que papá no quería buscarlo. Les entregue sus corazones con las fotos que había comprado esperando que esta familia no se los quite.

Sophie veía las fotos y me decía mi mamá con “titi” refiriéndose al pecho, luego volteo si carita y me dijo “Mami quiero ver tu titi, enséñame” a lo que solté la carcajada jajajaja no podía sacarme la titi ahí, qué bella.

Leímos cuentos, llevaba ya muchos libros, a mis niños desde muy bebés les ha gustado que les lean o verlos. Nicolás sentado en mis piernas, Sophie recargada leímos 4 libros pequeños.

Nicolás me platicaba mucho, pude darme cuenta que no entendían muy bien lo que sucedía, pero tampoco se atrevían a preguntar, tal vez no sabían ni qué pregunta hacer y yo creo que no era el momento de dar respuestas ni explicar nada aún.

Fueron dos horas maravillosas, no había pasado un sólo día, estábamos como en un día normal. Corrimos riéndonos, nos escondíamos, nos asustábamos. Éramos ellos y yo como cada tarde después de comer. Verlos, abrazarlos, escucharlos, mirarnos a los ojos, sonreírnos, abrazarnos ha sido maravilloso.

Entregue a mis niños y me encanta ver el “show” que Iván hace, se pone de rodillas en el piso extiende los brazos y grita “Miiiiis ninñooooos” a lo que los niños se emocionan y reaccionan. Eso nunca lo hacia Iván y me da mucho gusto saber que aunque sea para exhibirse está siendo mejor padre, saber que aunque todo es para dar cierta imagen eso le está haciendo crecer y hacerse responsable, ser paciente con Nicolás e involucrarse más con Sophie. Por lo menos todo esto ha servido para que logre ser mejor padre de lo que su padre ha sido. Me da felicidad porque finalmente mis hijos se benefician de su exhibición y para tener como él dice a Nicolás de su lado lo ha entendido y espero haya dejado de castigarlo o pegarle.
Que todo esto sirva siempre para bien, que ahora se acerque a Sophie y logren crear un lazo que le costó tanto hacer.

Yo no me preocupo por nuestros lazos, les he dado a mis hijos lo mejor de mi, me preocupaba tanto, me relacionaba cada que podía con otras madres, intercambiábamos artículos, escribíamos nuestras experiencias de maternidad, me apegue a la filosofía “crianza con amor” dormí con mis hijos, hice todo lo que el corazón me decía hacia ellos y si, recibía mil críticas.

“Si no quieres recibir críticas, no hagas nada, no digas nada, no seas nada.” Don Quijote

Yo por el contrario, le di el pecho a mi hija hasta que Iván nos separo, dormía con ella, Nicolás y yo hacíamos todo juntos, plastilina en casa, recortes, libros, figuras, dibujos, ver películas. Mis lazos fueron creados con todo el amor, la dedicación y la prueba está en que después de cuatro meses y dos horas apartados de el papá mis niños eran los de siempre, maravillosos, amorosos, activos, simpáticos, ocurrentes.

Difícilmente tuvo que ser así, tuve que sembrar estos 6 años y ahora cosecho amor. Lamento que tuviéramos que pasar por todo esto y creo que si Iván no logra hacer las cosas por amor, si sigue declarando que me quito a los niños primero por ser drogadicta y alcohólica y luego por estar bajos de peso, las cosas para él no podrán mejorar porque esta viviendo en la venganza, en el coraje, en el odio y el resentimiento.

Todos los días pido por ti Iván, porque queramos o no has sido mi mejor maestro, gracias a ti yo estoy donde estoy. Y aunque no te guste también he sido tu maestra, ahora aunque sea por aparentar estás mejorando, no de la manera que quisiéramos pero por lo menos mis hijos están siendo beneficiados.

Espero con el corazón te lo escribo que aprendas a ser tolerante, tranquilo, feliz y que pases menos tiempo enojado por cualquier tontería. Que ames y seas amado, espero que dejes de pelear con quién sea y que logres plenitud.

Mi gran certeza es que todo aquello hecho en el odio y deseando el mal a otro no prospera, sé la madre que fui, sé la madre que soy y me ha quedado claro que el amor va más allá del bien o del mal.

Estoy muy agradecida por ustedes que sacrificaron su crecimiento por el mío, porque hoy soy la mejor versión de mi gracias a las difíciles pruebas que me puso la vida. Hoy vivo en paz, confiada en que todo sale bien como debe ser, como merecemos.

Me acuerdo que Tania su hermana le decía a mi mamá que yo podía hacer una nueva familia que tuviera otros hijos y que dejara a estos. Así se puede hablar cuando no tienes consciencia del amor hacia un hijo, que son irremplazables y si, aunque podría tener muchísimos hijos, los míos son Nicolás y Sophie, no cambiaría por nada a mis niños. También deseo toda la paz en tu corazón, que la vida te de lo que más anhelas y así logres dejar que lo que no te pertenece sea libre y esté donde le corresponde.

Muchas gracias por todos los regalos que la vida me ha dado, soy muy bendecida y ahora estoy más tranquila sabiendo que todo sucede en su tiempo perfecto y tiene un porqué.

Gracias por todo su cariño, gracias por todo su amor, por sus oraciones, por su compañía. Les quiero muchísimo familia y amigos que para mi es lo mismo y vaya que engrandecí a mi familia.
Feliz, feliz!

20130224-172403.jpg

Anagnórisis

“Cuando la única razón para quedarte son tus hijos, es momento de irte.”

Isha Oropeza.

20130205-190418.jpg

Hace ya mucho tiempo que vengo pensando en escribir esta parte de mi, la visión como mujer en una relación que ya no funciona con hijos. Estuve viendo fotos de la familia que éramos antes, mi mirada vacía, mi sonrisa a penas dibujada, estaba muerta. No sólo en las fotos, estaba muerta de verdad, dormida, pasmada, inmóvil, incapaz, triste, perdida, confundida, dolorida.

Y todo esto que vivía tenía un sólo motivo para ser, ahora lo veo como mi única excusa para seguir en esa situación: mis hijos.

Que mis hijos tuvieran lo que yo no tuve, que tengan a sus padres juntos, que tengan una familia, que la sociedad vea que lo logramos y esta razón me la compre a costa de todo. No había más, debía “aguantar” por mis hijos.

Estos años me ha gustado escribir el blog por dos principales razones, la primera; las memorias para mis hijos, la segunda; ayudar a otras personas y vaya que he logrado ambas. Esta vez el mensaje es muy claro, puntual y un tanto liberal.

Debo confesar que la familia de los años 20’s podría fascinarme, aquella con una charola sonriendo llevando la comida a la mesa mientras el papá está sentado con lo hijos… ¡Qué imagen! Preciosa.

Pero ahora que he vivido todo esto, que he pasado tiempo conmigo, con gente nueva, con gente que se dedica a crear arte, empiezo a darme cuenta que me gusta, que de aquí soy. Y que quiero estar así con mis hijos, quiero ser la mujer que descubrí y además ser madre de dos seres divinos.

Era el miedo que me paralizaba. ¿Y si no salen bien las cosas? ¿Qué hago sola con dos hijos? ¿Y si mi carrera no avanza? ¿Si no encuentro trabajo? ¿Qué dirán de mi? ¿Les fallare a mis hijos? ¿Es demasiado tarde para volver a hacer una vida?

Todas mis preguntas eran basadas en miedo. Así que la vida tenía algo preparado para mi, impulsarme a vivirlos, a hacer la vida que siempre quise, a ser lo que siempre quise ser y es por eso que mis hijos hoy no están.

Si tomamos todo lo que nos pasa como algo personal estaríamos infundados en el odio y el rencor.
Iván debía quitarme a mis hijos para que yo pudiera rehacerme, él con todo lo que ha hecho ha sido mi gran maestro y sin él no podría estar donde estoy.

Si, algunos pensarán “bueno esta está loca” pero he de decirles que estoy más cuerda que nunca.

Es como haber renacido, volví a sentirme agradecida por la vida, simplemente ver el sol reflejado en una fuente me llena de amor, de tranquilidad, de certezas, de agradecimiento.

No me atreví a hacer la vida que soñaba, porque les juro que jamás hubiera elegido estar sin mis hijos, jamás. Pero esa era la única forma en la que entendería qué vine a hacer aquí. Pues mis dos niños han sido el motor para que pudiera lograr todo lo que he logrado, ha sido mi amor por ellos por el cual me he mantenido en pie.

Y Dios te pone la prueba más fuerte para que elijas el camino de la verdad, ser sincero contigo mismo para luego poder actuar con verdad para los demás.

He crecido muchísimo, me he encontrado con una mujer tan fuerte, tan valiente, simpática, divertida, tranquila, sincera, amorosa, me ocupo en ayudar en lo que pueda, en pasar tiempo con la gente, en escuchar, en apreciar, en agradecer. Grandes lecciones he sacado de toda esta tempestad. Y créanme me he convertido en lo que tenía miedo de ser y ahora soy la mejor persona que pude imaginar que sería. Como dice mi gran amiga Isabel Piquer, “Hoy soy la mejor versión de mi misma.”.

Descubrí que no solamente era mamá aunque todos me conocen ya como ishamommy, mi maternidad me apasionaba y también era mi salvavidas, no lo soltaba por nada por miedo a hundirme a derrumbarme. Y me conformaba con vivir infeliz por miedo al cambio, pero estar en ruinas es un regalo, puedes seguir ahí o aprender y hacer de tu vida lo mejor que pueda pasarte.

Venimos a aprender, a crecer y a dejar las enseñanzas. Mi mensaje de hoy no sólo a las madres sino a cualquiera que lea esto: ATRÉVETE A HACER AQUELLO QUE SIEMPRE QUISISTE SER.

No importa lo difícil que pueda parecer, sólo da el primer paso y ese te llevará al siguiente. No sabemos lo que nos espera pero es como manejar en la carretera de noche, tú sabes que ese camino te va a llevar a California pero las luces de tu coche sólo iluminan 100mts. No puedes ver todo el camino, es sobre el camino que logras descubrir las cosas que no lograbas ver al estar detenido. Avanza, muévete, ten la certeza que nunca estás sólo por más oscuro que parezca.

Transforma, crece, nunca te conformes, ve por más y ayuda a todo el que se cruce por tu camino, las mejores oportunidades de la vida se dan cuando ayudas a alguien porque sin saberlo te estás ayudando a ti mismo.

Esa es la gran lección de vida que tuve que aprender con mucho dolor, con todo el dolor. Hoy te la doy a ti, tal cual, sin nada a cambio. Esperando que tú logres hacerlo sin dolor.

Gracias desde el fondo de mi corazón a toda la gente que ha estado para mi, gracias a mis hijos por ser tan fuertes y tener que pasar por todo esto, serán mejores padres de eso estoy segura, los abrazo en la distancia y seguimos unidos en alma. Cada día es uno menos para ser plenamente felices. No me canso, no me rindo, no me conformo.
Los amo con todo lo que fui, con todo lo que hoy soy y con todo lo que seré. Nicolás, Sophie falta menos amores.

Mamá

Ticket al infierno. (Parte I)

Muchas personas creíamos que el infierno es eso que te enseña la iglesia, ese lugar con fuego, con calor, con oscuridad, con dolor y almas en pena.

Este día supe que el infierno está aquí mismo, algunas veces se presenta en lugares como el búnker, y logre salir de ahí con raspones pero con toda la fortaleza para seguir adelante.

Esta semana fui a este lugar a leer la demanda que hice a Iván por la sustracción de menores, me encontré con la declaración de Nicolás y ha sido algo muy duro de leer.
Se la he llevado a mi psicoanalista y me ha dicho que se nota lo que le dicen que diga, que quiere vivir con su abuela aunque ella lo lastime, las palabras las pueden manipular pero los sentimientos no.

Poco a poco la verdad sale a la luz y mi niño de cinco años ha declarado después de su cumpleaños el 21 de diciembre, lo siguiente:

20130126-164847.jpg

COMO TE LLAMAS, A LO QUE RESPONDE EL MENOR NICO, CON QUIÉN VIVES, A LO QUE EL MENOR RESPONDE CON SOPHIE Y MAMI, SE LE PREGUNTA SI LE GUSTA VIVIR CON SU MAMI, A LO QUE RESPONDE QUE NO, SE LE PREGUNTA QUE CON QUIEN LE GUSTARÍA VIVIR A LO QUE RESPONDE QUE CON SU ABUELA, SE LE PREGUNTA COMO LO TRATA LA ABUELA, A LO QUE RESPONDE QUE MAL, QUE LO PELLIZCA, SE LE PREGUNTA SI QUIERE A SU MAMÁ A LO QUE RESPONDIÓ QUE SI LA QUIERE, SE LE PREGUNTA SI QUIERE A SU PAPÁ A LO QUE CONTESTA QUE LO QUIERE POQUITO PORQUE LE PEGA, SIN QUE CONTESTARA EL MENOR NADA YA QUE SE PARÓ DE LA SILLA Y SE FUE SIN PODER LOGRAR QUE CONTESTE MÁS ADEMÁS DE QUE REITERA QUE YA SE QUIERE IR Y SE MUESTRA MUY INQUIETO, A LO QUE DEMUESTRA MUY INQUIETO.

Mi niño está sometido a manipulación psicológica por parte del padre, Iván se puso a llorar ahí al lado de Nicolás diciéndole que eso no dijera, que dijera tal y cual cosa. Me indigna que no se dé cuenta de lo grave para nuestro hijo que lo trate de manipular así, llorándole y pidiendo que diga esto o aquello. Esto se llama Síndrome de Alienación Parental aún así mi niño demuestra sus sentimientos a pesar de lo que lo hagan declarar y dice que la abuela lo pellizca cosa que sé es cierta porque en mi cara lo ha hecho y que su papá le pega, muchas veces yo sacaba a mi hijo del baño donde lo encerraba para castigarlo y él me gritaba “Es mi hijo y lo educo como quiera” a lo que siempre respondía “También es mío y no lo dejo ahí” Nicolás lo sabe, sabe cuantas veces lo defendía y la hermana de Iván también se metió varias veces porque él le gritaba horrible. Tania: ¿ya se te olvidó? Cuántas veces tú te metiste para que no le gritara o le pegara. ¿Cuántas veces ustedes dos se dejaban de hablar porque Tania se metía (igual que ahora) en lo que no le importa?

La crianza de mis hijos estaba en manos de los dos y yo era la encargada de comprenderlo todo y me tachaban de permisiva, para mi es simplemente entender porqué estaban enojados o porque peleaban entre ellos. Mientras que el papel del padre siempre fue los castigos y los gritos. Tania siempre tuvo ganas de estar ahí, puedo entender la gran necesidad por ser madre, por no lograrlo y por haber tenido tantos intentos fallidos de embarazos. Pero estos niños tienen una madre que soy yo y eso nadie puede quitárselos, te mando toda la luz posible y deseo con el corazón que logres ser madre y sacies tal necesidad pues están lastimando a mis hijos para toda su vida. Primero están ellos.

Esta familia juega a “ganar” y al parecer soy como siempre la única en pensar en los niños, en lo doloroso que puede ser vivir alejado de papá o mamá, de lo injusto que es ser manipulado y presionado por decir o hacer lo que un adulto quiera.

Están lastimando gravemente con alevosía, con ventaja, con coraje, con odio y se llevan entre su venganza a dos niños que no pidieron pasar por esto.

Tal vez ahora no lo vean, seguramente tendrá que pasar tiempo porque en el infierno ahí donde se encuentra el búnker, los dolores, las almas como ustedes, la venganza y el odio ahí no se logra ver nada, ahí todos se lastiman, todos sufren y la pasan mal. Ahí no logran ver más allá de sus narices, espero algún día logren salir de ese infierno al que se han metido, de donde sacaré a mis hijos. Yo los veo a lo lejos, como mienten, como compran, como pelean, corrompen, manipulan y se mueven en masa. Los veo muy a lo lejos, yo sola bien plantada, con la convicción de estar haciendo todo de acuerdo a la ley y algunas veces me toca tener que “convivir” con ustedes para ir sacando de a poco a mis hermosos hijos de ahí.

Finalmente vivo la vida que he querido, con la gente más bella que he podido conocer, lo único que falta aquí son mis hijos. He logrado ver lo lindo que es la vida sin vivir ahí sometida, triste todo el tiempo, limitada y tratando de crear “la familia”.

Soy libre, soy feliz y estoy incompleta. Eso se resolverá muy pronto pues nosotros no pertenecemos a ese lugar, he ido al infierno y he regresado a la luz, los he visto como se manejan y he pedido por ustedes, para que logren salir de ahí, crecer, ser mejores personas y dar un buen ejemplo como familia, como individuos, como ciudadanos, como seres de luz.

Sophie y Nicolás:
Aquí sigue mamá, nunca los abandona, nunca se irá. Los amo con todas las fuerzas que hay en mi. Si fui capaz de estar en ese lugar, si tuve la fuerza es cuestión de dirección para salir de ahí, mamá los espera en plenitud, en amor, en paz y en armonía. Gracias por todo lo que me enseñan, no hay nada que no haga por ustedes.

Isha Oropeza

Desacato al juez.

Ahora tenemos claro porqué el padre de mis hijos no los presentó a la primer convivencia dictada por el juez. Mis hijos por segunda vez en 3 meses tuvieron Amigdalitis, la primera vez llevaron al Búnker unas recetas de un vecino médico y amigo de mi ex suegra, donde decían que mis hijos se habían enfermado y que por tal motivo no podían presentarlos.

Ahora ante el juez han presentado la siguiente receta falsa.

20130122-082033.jpg

He hablado con el Hospital Star Médica Lomas Verdes y mis hijos nunca estuvieron en urgencias ni han visitado tal hospital. La cédula profesional corresponde a otra persona, en este link se puede encontrar cualquier cédula profesional y ver a quién corresponde, en este caso es a un ingeniero químico.

20130122-083448.jpg

Ayer visité los tribunales de lo familiar y me encontré con la abogada del padre de mis hijos la Lic. Fabiola García Ordóñez mi abogado le pregunto ¿porqué no presentaban a mis hijos? A lo que respondió que era porque “El niño se ponía mal”. ¿Se “pone mal” o le da amigdalitis cada que una autoridad pide presentar a mis hijos?

Es importante difundir toda esta información dado que esta abogada también es madre de dos bebés y está haciendo este tipo de bajezas, presentando documentos falsos y “aconsejando” con tal de alargar esto y seguir teniendo trabajo, no le ha importado el derecho superior de los niños a convivir con ambos padres interponiendo sus propios intereses.
Estos abogados se encuentran en la calle de López #1 en la Colonia Centro.
Esta es una foto de ella, un abogado que aún siendo madre prefiere ganar tiempo para obtener dinero en lugar de pensar en dos niños que no han visto a su madre por tres meses.

Aviso a todos los padres y madres en México por personas como estas los derechos de los niños son pisoteados.

20130122-091908.jpg